viernes, 27 de mayo de 2011

Reciclaje de Vidrio

Luis Martínez Ramírez(G.I.M.A.)

Hoy en día la protección del medioambiente lleva implícita las palabras "recuperación" y/o "reciclado". Los países industrializados son grandes productores de desechos que no se pueden destruir de una manera sencilla y rápida. Los altos costes de eliminación de residuos obligan a los gobiernos a tomar medidas encaminadas a minimizar esos residuos y reducir su dependencia de las materias primas.
El vidrio es un material que por sus características es fácilmente recuperable. Concretamente el envase de vidrio es 100 % reciclable, es decir, que a partir de un envase utilizado, puede fabricarse uno nuevo que puede tener las mismas características del primero. Está facilidad de reutilización del vidrio abre un amplio abanico de posibilidades para que la sociedad y las administraciones afectadas puedan autogéstionarse de una manera fácil su medioambiente. En este artículo se intenta explicar al consumidor (que somos la gran mayoría) el porqué y para qué del reciclado del vidrio.
Conceptos básicos.
Antes de entrar plenamente en el tema concreto de la recuperación del vidrio, conviene hacer un ligero repaso sobré algunos conceptos básicos que nos permitan conocer qué es "el vidrio".
El vidrio es un silicato que funde a 1.200 grados. Está constituido esencialmente por sílice (procedente princlpalmente del cuarzo), acompañado de caliza y otros materiales que le dan las diferentes coloraciones.
Desde el punto de vista de su aplicación, el vidrio se clasifica en industrial(1) y doméstico(2).
(1) Se entiende como vidrio industrial el vidrio que nó es utilizado como envase para productos alimenticios (almacenamiento de productos químicos, biológicos, vidrio plano: ventanas, cristales blindados, fibra óptica, bombillas, etc).
(2) Se entiende como vidrio domésffco el que se emplea para almacenar productos alimenticios (conservas, vinos, yogures, etc); aunque de una manera más generalizada, es el vidrio que el ciudadano deposita en los contenedores destinados a este fin (iglúes).
Desde el punto de vista del color los más empleados son:


­ El verde (60%). Utilizado masivamente en botellas de vino, cava, licores y cerveza, aunque en menor cantidad en este último.
­ El blanco (25%). Usado en bebidas gaseosas, zumos y alimentación en general.
­ El extraclaro (1O%). Empleado esencialmerite en aguas minerales, tarros y botellas de decoracion.
- El opaco (5%). Aplicado en cervézas y algunas botellas de laboratorio.
Existen otras formas más complejas de clasificación del vidrio (ver Esquema), pero no entraremos a analizarlas por la limitación de espacio y porque se saldría de la temática del artículo.
Más del 42 % , del vidrio reciclado procede del doméstico, siendo el sector principal de producción de vidrio recuperable.

Recuperación y reciclado.
La recuperación del vidrio se atribuye inicialmente a Alemania y Suiza, aunque fueron los daneses los pioneros en este campo comenzando en 1962. En nuestro país el reciclado se inició con el vidrio doméstico en febrero de 1982, concretamente en Barcelona, con un resultado de 836 Tm. La evolución a lo largo de Ios años viene reflejada en la Tabla 1. Resulta evidente el progresivo ascenso que ha tenido el reciclado del vidrio desde entonces hasta nuestro días fruto de varlos aspectos:
­ la sensibilización ciudadana hacia los problemas medioambientales.
­ las políticas sectoriales más concretas y resolutorias.
­ el apoyo de las administraciones hacia el reciclado.




Tabla I


Para el control y estudio del mercado, A.NA.RE.VI (Asociación Nacional de Recuperadores de Vidrio) dividió España en 11 zonas. De cada una de estas zonas se adjuntan en la Tabla ll los datos de recogida de vidrio doméstico realizado en el año 1993, ascendiendo a un total de 137.841.639 kg..Teniendo en cuenta que en el mismo periodo se recogieron 190.290.536 Kg. de vidrio industrial, esto supone un total de 328.132.175 Kg.. de vidrio reciclado, aproximadamente el 27% sobre el total de vidrio recuperable.




Tabla II

Las ventajas del reciclado del vidrio son numerosas:
­ Por un lado, el empleo del vidrio usado reduce considerablemente la energía necesaria para su fabricación, el promedio de ahorro en los hornos de fusión es de 130 kg. de fuél oil por Tm de vidrio reciclado (Tabla lll).



Tabla lll

­ Por otro lado, se disminuye el volumen de los residuos sólidos. Por cada tonelad de casco reciclado se reducen 1.000 Kg de basuras (Tabla IV).



Tabla IV


­ Se reduce la erosión producida en la búsqueda y extracción de materias primas, así como hace disminuir la dependencia del petróleo. Por cada tonelada de vidrio reciclado, se genera un ahorro de 1.200 Kg. de materias primas TEP: Toneladas equivalentes de petróleo (Tabla V).



Tabla V

­ Otra ventaja difícil de cuantificar pero no por ello menos importante es la mejora medioambiental que supone el poder reciclar envases que muchas veces, son tirados a cunetas o descampados sin ninguna consideración.
En cuanto al proceso de reciclado de vidrio cabe comentar que no existe diversidad tecnológica para su tratamiento. Esencialmehte dicho proceso consiste en separar los e!ementos extraños que suelen acompañar al vidrio ( papel, plásticos, corchos, piedras, metales, porcelana, etc). La separación se realiza manualmente y/o con equipos específicos: imanes fijos para el hierro, ciclones para papeles y plásticos detector de metales no férricos por impulsos mecánicos "trimetau", captadores de cerámicas y piedras "sistema trioptic". En la actualidad, ya se está operando con equipo láser para separar todas las impurezas.
Además de la extracción de elementos extranos, el vidrio es inicialmente triturado, lavado y posteriormente cribado.
El objetivo de todos estos tratamientos es mejorar la calidad del vidrio con el fin d conseguir un alto rendimiento en los hornos de cocción.

Normativa aplicable

Partiendo de la base de que el vidrio es un residuo, el marco legal que le afecta queda incluidó déntro de las directrices, leyes y decretos que hacen referencia a esas disposiciones. Así, en 1985 apareció la Directiva del Consejo 339 relativa a envases parc alimentos líquidos.
En la Directiva se definen como envases los "recipientes cerrados que contienen un alimento líquido y que son de vidrio, metal, plástico, papel o cualquier otro material y se recogen, entre otros, los siguientes puntos:
­ Consideración de que los envases para alimentos líquidos constituyen una fuente de desechos.
­ Interés en el reciclado y reutilización de diferentes materiales contenidos en los desechos.
­Aplicación de medidas apropiadas para fomentar la prevención, el reciclado y la transformación de los desechos.
­ Necesidad de reducir el impacto de los desechos sobre el entorno.
­ Obligaciones de que cada Estado miembro asuma y ponga en marcha medidas al respecto.
Para desarrollar los programas de reducción de envases en los residuos, los Estados miembros tenían libertad de elección con respecto a:
a) los objetivos a alcanzar, tales como tasas de recuperación de envases y.de disminución de la cantidad de estos en los residuos;
  1. las acciones a tomar, que podían ser de tipo legislativo, administrativo o mediante acuerdos voluntarios;


c) los métodos a utilizar, rellenado, reciclado o una combinación de ambos;
d) lás medidas a imponer, depósitos voluntarios u obligatorios, devolución del envase, recogida selectiva, etc.
En vista de la amplitud de elección y de opciones disponibles por parte de los Estados miembros, la aplicación de esta Directiva ha dejado mucho que desear. Las medidas tomadas cubren todo el espectro, desde las más restrictivas, que prohíben la utilización de ciertos materiales, los sistemas de depósito, los acuerdos voluntarios con las industrias para alcanzar ciertas tasas de reciclado, etc., hasta la falta de compromiso para alcanzar un objetivo determinado. La gran diferencia entre las medidas adoptadas han dado lugar a trabas para el libre movimiento de mercancías en la Comunidad, específicamente bebidas y sus envases, lo que va en contra del espíritu del Mercado Único Europeo.
Esta diversidad de medidas adoptadas por cada país, muchas de las cuales se han mostrado poco eficaces, junto con el convencimiento de que es necesario extender el campo de aplicación de la Directiva a categorías más amplias de componentes de los residuos domésticos tal como la totalidad de los envases y embalajes de los artículos de consumo, han llevado al Consejo a redactar una nueva Directiva, de la que ya se conoce el texto en español y que estaba previsto se publicará en el Diario Oficial de las Comunidades Europeas en el segundo semestre de 1.993, una vez pasado los trámites del Parlamento y del Consejo de Ministros Comunitario. (Este trámite aún está pendiente por diversos problemas, esencialmente burocráticos y de consenso).
A modo de resumen puede decirse que los gobiernos pretenden involucrar a todos los poderes económicos activos en ese campo (fabricantes, envasadores, distribuidores y consumidores) que deben responsabilizarse para poder conseguir los objetivos fijados. Que se dará preferencia a los acuerdos voluntarios sobre las acciones legales o administrativas. Y que en general estudian tres opciones:
- reducir los embalajes superfluos
­ apoyar la reutilización o rellenado y
­ reciclar, que parece la respuesta más realista, y es en la que más se está trabajando.
A nivel nacional no existe una normativa específica para el reciclado de vidrio. Este queda considerado en algunas Comunidades Autonómicas como residuo banal, entrando a formar parte de la larga lista del Anexo 1, que incorpora el Real Decreto 833/1988, de 20 de Julio, por el que se aprueba el Reglamento para la ejecución de la Ley 20/86, básica de residuos tóxicos y peligrosos.
No me gustaría acabar este artículo sin destacar la necesidad obvia, que tiene nuestro pais del "reciclado"; pero también insistir en la falta de una política adecuada que posibilite la "reutilización" de ese producto reciclado dado que si dicho aspecto no se tiene en consideración, cualquier intento de integrar procesos productivos en un medioambiente más equilibrado será inútil.